COMUNICADO

 

La Asociación de Abogados por la Justicia y la Concordia denuncia el grave escándalo producido en la apertura del 165º período de Sesiones de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), en Montevideo, a causa de la indisimulada militancia ideológica de sus organizadores y dirigentes. Además de rechazar sin causa la participación de nuestra Asociación, impidieron a los gritos que hablase el abogado Guillermo Fanego, los representantes de Puentes para la Legalidad y otras cuatro personas, quienes individualmente habían sido admitidos. Con amenazas,  insultos y empujones fueron expulsados por los representantes del CELS, Madres y Abuelas de Plaza de Mayo y otras organizaciones extremistas que coparon el Capítulo dedicado a “Memoria, Verdad y Justicia”.

Es hora de que el gobierno argentino advierta los verdaderos propósitos de la CIDH y de estas organizaciones, que no son la defensa general e indiscriminada de los derechos humanos sino la destrucción del orden social. Mientras acusan al Estado argentino por la detención de Milagro Sala y machacan falsamente con la “desaparición forzada” de Maldonado, mantienen “cajoneadas” las denuncias por el injusto trato carcelario a cientos de ancianos y enfermos acusados en las causas mal denominadas de “lesa humanidad”.

                                                    Carlos Bosch                        Alberto Solanet

                                                                                                                   Secretario                               Presidente

 

Comparte este publicación

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email