LEY INICUA

Con inmensa tristeza contemplamos la algarabía con que, en su mayoría jóvenes mujeres, celebran la media sanción de la ley del aborto. Dando saltos, gritos de hurra y llantos, manifiestan su adhesión, como si hubieran ganado un campeonato mundial de futbol. Es una demostración acabada del poder de la ideología que domina a esta gente. El Senado decidirá, en caso de aprobarse, la vigencia de la ley más inicua de la historia legislativa argentina, a raíz de la cual el Estado propiciará, motivado por oscuros designios, que las madres puedan matar a sus hijos antes de nacer. La ley no solo permitirá el asesinato del chiquito, sino que el Estado pondrá los medios necesarios para que la práctica se lleve adelante casi sin condicionamientos. ¿En adelante, si ello sucede, qué límites morales enmarcarán a la sociedad argentina? ¿A partir de semejante monstruosidad, a qué normas deberán ajustar su conducta los argentinos? La Asociación de Abogados por la Justicia y la Concordia deplora esta iniciativa, señal de la profunda decadencia en que está sumida gran parte de la dirigencia política en la Argentina.

Alberto Solanet

Presidente Asociación de Abogados por la Justicia y la Concordia

Carlos Bosch

Secretario

Comparte este publicación

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email