Ley de exterminio

Ley de exterminio

En el marco de una liturgia cuidadosamente estudiada, ante la turbamulta apostada frente al Congreso, desde una pantalla gigante el presidente Fernández anunció, con rebuscada solemnidad y una carga de cinismo a toda prueba, el envío del proyecto de legalización del crimen del aborto. Él y todos los ideólogos de aquí y del mundo que apoyan el aborto saben de sobra que cuando este se practica se mata a un ser humano. De ello nadie tiene la menor duda; sin embargo, prima la ideología y recurren a eufemismos, como que se trata de la interrupción legal del embarazo, llamada ILE, y lo enmarcan dentro del ámbito de la salud pública, como si la eliminación del chiquito sea lo mismo que la extracción de un tumor o una peste que conviene erradicar. El aborto libre ya existe en la Argentina, pero la ideología “progresista” de aquí y del mundo quiere que sea legal, que deje de ser delito.

Ante la inminencia del tratamiento en el Congreso de este proyecto que pretende legalizar este abominable plan de exterminio de chiquitos, la Argentina de siempre, la Argentina profunda, debe salir nuevamente a las calles a resistir con toda fuerza este monstruoso desafío a la voluntad de Dios creador.

Alberto Solanet

asolanet@estudiosolanet.com.ar

 

Carta publicada en LA NACION el 21 de noviembre de 2020

Comparte este publicación

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email