VOTAR A MACRI ES PECADO

CURAS KIRCHNERISTAS AFIRMAN QUE VOTAR A MACRI ES PECADO

Refiere el portal INFOBAE que un grupo de sacerdotes autodenominados en OPCIÓN POR LOS POBRES difundió un extenso mensaje llamando a “no darle el voto al gobierno”.

Este grupo, que reivindica los Movimientos de Sacerdotes del Tercer Mundo, afirma que el actual gobierno está embarcado en situaciones como “Represión violenta a la protesta social y abusos de autoridad de las fuerzas de seguridad, protección a los capitales más que a los ciudadanos, promesas incumplidas, mentiras y falsedades permanentes, presos políticos, un desaparecido, persecución a quienes piensan distinto, aumento de la pobreza, desempleo, un insostenible endeudamiento que hipoteca el futuro, la especulación financiera, la desindustrialización, la entrega de nuestra soberanía“.

Aclaramos que cuando dice “presos políticos” no se refiere a los más de dos mil presos políticos que tiene la República Argentina como producto de los juicios políticos inaugurados por el kirchnerismo y que se denominan de “lesa humanidad”. Señalan que la “presa política” es Milagro Sala, quien cumple prisión domiciliaria por distintos cargos en una mansión de dudoso origen.

Este grupo de sacerdotes manifiesta fuertes opiniones políticas teñidas de un vocabulario clerical como aquel que utilizaban los sacerdotes tercermundistas para convencer a los más jóvenes a tomar las armas por amor a los pobres.

Aparentemente, votar a quien no sea su candidata Cristina Fernández de Kirchner sería pecado.

 

Fuente: INFOBAE www.infobae.com

 

1 Comment

  1. Lamentable actitud de estos sacerdotes, enceguecidos por la soberbia que no les permite ver la realidad: elogian a una ex presidenta corrupta y mentirosa, defienden a una política presa como es el caso de Milagro Sala y recurren a la desgracia de una persona de la que no se sabe de ella desde hace más de 40 días para llevar agua a su molino. Solo nos cabe rezar para que el Espíritu Santo los ilumine y sean merecedores de la Misericordia Divina, siempre a disposición de los que, arrepentidos de sus faltas, la quieran recibir.

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*