SUS OJOS CELESTES

Sus ojos celestes

Autora: Hyspasia

Blog RestauAR

 

RestaurAR, desde el inicio del hoax “Santiago Maldonado”, dio su parecer.

Siempre creímos que se trataba de una operación de la izquierda + los K con gran apoyo internacional. Movieron a SU gente en la OEA (CIDH) y a la socialdemocracia europea [1].

El último intento que harán los K y los progres para culpar al Estado Argentino – paso previo al pedido de indemnizaciones – será que SM murió huyendo de la represión del Estado.

RestaurAR publicó varias notas no sólo sobre el caso Maldonado sino sobre el problema mapuche.

Describimos cómo juegan los huincas (*) que pertenecen a las organizaciones de DDHH, los partidos de izquierda y los K, todos asimilados a la agenda del socialismo internacional del SXXI.
La ONU, cooptada por el socialismo internacional (ver TET), tiene una agenda para ir desarmando las naciones y privilegiando subgrupos que las confronten.

Eso es muy útil a todas las empresas internacionales que se dedican a la minería y a la explotación de petróleo: siempre es más fácil lidiar con un grupo pequeño, y si no está institucionalmente organizado, mejor, que con un estado poderoso. Si exploto oro, prefiero negociar con una naciente Escocia independiente, necesitada de fondos, y no con el estado del Reino Unido. Si soy Total o Exxon y voy a explotar petróleo en Libia, prefiero negociar con una banda sediciosa y no con Khadaffi. Lo mismo ocurriría en la Patagonia. Preferible negociar con Carol Soáez Bullorovsky a.k.a. Relmu Ñamku o con Jones Huala y no con Das Neves [2].

Los posts de RestaurAR – el primero fue el 20 de junio – adelantaron el problema [3].

El caso Maldonado brindó varios servicios:

1. ser un escalón más en el plan de secesión de la Patagonia, del cual se empezó a hablar en los años 2000 ó 2001,

2. como campaña electoral de los K, la izquiera asociada (como Nuevo Encuentro, por ejemplo) y los troskos,

3. como moneda de cambio frente al avance de la justicia criminal – armarle quilombo internacional a cambio de obtener prebendas para cómplices, como Milagro Sala y en un futuro, Cristina Fernández,

4. cumplir con una agenda internacional de la ONU, Banco Mundial, etc.,

5. Y por último, no olvidar, que el kirchnerismo siempre tuvo excelentes relaciones con las petroleras y las mineras auríferas.

Pobre Maldonado, lo usaron todos.

Y nos sirvió a nosotros, para comprobar – como si el asesinato de Nisman no lo hubiera demostrado suficientemente – qué desarmado está el Estado argentino. Pusilánimes nombrados jueces federales en zonas rústicas, órdenes y contraórdenes a la Gendarmería, la enorme falta de autoridad de todos los magistrados de los tres poderes – que va desde que un delegado sindical de ATE apedrea el auto presidencial impunemente ó 50 encapuchados toman un municipio. La anomia, la falta de carácter, el desconocimiento de los procedimientos estipulados. Hace que cualquiera le toque el culo al presidente, a un ministro o a Avruj. En este último caso, merecidísimo. En el fondo, nos tocan el culo a todos nosotros.

Todos los diarios, radios y canales de televisión porteños mandaron cronistas in situ. Ninguno trasladó las inquietudes, enojos y por qué no, desesperación, de los pobladores, que ven que el estado se doblega a pedidos delirantes y los abandona.

Resultó todo un llamado de atención – con nula repercusión en la TV – las palabras de Pichetto a Peña cuando este último fue a dar su informe bimestral al Senado. Le dijo, y aclaró en tres oportunidades que hablaba en nombre de su bloque, que no quería que entregaran a un miembro de gendarmería a los leones para aplacar a los K. ¿Hay que decir esas cosas? ¿Hace falta? ¿Tenemos un Jefe de Gabinete que no tiene eso grabado en piedra en el cerebro, que HAY que cuidar a los miembros de las FFSS, que son tan empleados públicos como Peña y que son los que les van a cuidar la espalda a Peña si hay lío? ¿Hace falta? Hace falta.

Finalmente el mayor espaldarazo a Bullrich vino por el lugar más impensado, por Pichetto.

No quiero olvidarme de la actitud de militantes de CTERA que fueron a las aulas en la zona a decir que los gendarmes eran asesinos. Se lo dijeron a niños. Hay que estar muy enfermo.

Sin embargo eso fue tolerado por los estados provinciales y nacional, por los tres poderes, ejecutivo, legislativo y judicial. Ningún fiscal, ningún juez inició una causa de oficio: abuso de menores, disrupción de clases, abandono de los deberes de funcionario público [4]. Ningún Defensor del Pueblo hizo denuncia.

Ningún diputado pidió informes, ni de Chubut/Río Negro, ni de Provincia de Buenos Aires, ni de Nación. Ningún ministro de educación o trabajo hizo denuncias. Acá hay para hacer fortunas en indemnizaciones por daños y perjuicios: los “conferencistas” eran sindicalistas de provincia de Buenos Aires. Abandono de tareas, suspensión de personería jurídica de CTERA, juicios civiles contra los perpetradores y solidariamente contra CTERA. En las provincias patagónicas, sumario contra las directoras que los dejaron entrar al establecimiento, juicios civiles solidarios [5].

Pero no. Todos se hacen los tontos.

Dos temas más.

La Argentina fue concebida – es una gran utopía, tal vez – como un país de iguales. Todos somos iguales ante la ley. Todos podemos comprar y vender, estudiar, casarnos, etc. No hay prerrogativas de sangre. La Constitución de 1853 reventó a martillazos el orden de la Colonia, donde los derechos de cada uno vienen dados por el lugar de nacimiento. La izquierda – no lo digo yo, lo dice Alberdi – siente nostalgia por el Antiguo Régimen, por el régimen de la monarquía absoluta de los Borbones.

Nuestra Constitución astilló ese orden y le dio la oportunidad a cada uno de ganar su lugar. Y muchísima gente se lo ganó. Tal vez por caminos inusuales. Historias individuales. Un tipo que en 1935 se mete en Gendarmería luego de hacer el servicio militar y luego se instala en otro lado y el hijo entra en la fuerza y ahorra y compra terrenitos. En tres generaciones dejaron de ser “indios”, pata al suelo, a ser propietarios y locadores. ¿Por qué no? No sólo los inmigrantes mejoraron. Los criollos y los indígenas también lo hicieron en el último siglo. Viniendo a trabajar de obreros o albañiles a la capital – “cabecitas negras” – o entrando en las FFSS o FFAA, tal vez como suboficiales o estudiando enfermería. Sea como fuere, salieron. Son ciudadanos de pleno derecho.

Los que cruzaron los Andes fueron descendientes de criollos o rubiecitos. Los que pelearon en Malvinas fueron morochos, aindiados, o rubiecitos nietos de ucranianos. [6]. Que yo sepa, eran todos argentinos. Una única categoría. En soldados, suboficiales u oficiales. Las categorías vienen por otro lado. Por el rango, indispensable en toda organización militar, o por mérito. La categorías de los cobardes y la de los valientes. Que nada tiene que ver con el “origen”.

Todos nosotros trabajamos, y en hospitales, comisarías, oficinas, batallones, canales de televisión o estaciones de servicio, somos morochos, criollos o nietos de lituanos. Y nos casamos entre nosotros, tenemos hijos entre nosotros, y hasta hace pocos años, hasta 1994, éramos, legalmente, todos iguales. Las diferencias vienen por ser: vago, trabajador, buena persona o no, chorro o no. Y tenemos chorros blanquitos (De Vido) y chorros morochos (Zannini).

Pasa por otro lado. Como el policía que Relmu Ñamku mató. El policía sería de origen mapuche o indio. Pero él se consideraba – y lo era – un ciudadano de pleno derecho, miembro de las FFSS. Dividir a la población de la República Argentina en categorías donde lo que uno puede tener o hacer viene dado por su origen, es la mayor traición a San Martín, Gúemes, Belgrano y Monteagudo que a uno se le puede ocurrir. Y esa gran traición la cometieron los Constituyentes de 1994. Lo expuse aquí.

Con mayor propiedad – y antes – lo dijo el Dr. Miguel Padilla, nos lo acerca ABDÓN [7]:

Todo esto hace pensar cuánto hemos retrocedido como país. Genera enorme desazón, porque uno tiene la impresión, bastante verosímil, de que al timón no tenemos a las personas adecuadas [8].

Lean la nota de Santiago González, VICTORIA MAPUCHE.

Una pena.

Hay mucho por hacer, estimados. Hay que reconstruir todo, casi desde los cimientos.


Un último tema.

Todo este lío en la Patagonia, es por plata. Es por las servidumbres de las petroleras. A Benetton no le importan las miles de ovejas que tiene ahí. Eso es decorado. Son los millones de dólares anuales en servidumbre petroleras. ¿Quiénes cobran? ¿Sólo los dueños y los indios? ¿O hay toda una cadena de dinero que incluye jueces, fiscales, gobernadores, intendentes, políticos y gerentes de petroleras? ¿Estos pseudoindios sirven para sacar dinero de las petroleras bajo el rótulo “de pago a los indios” y luego vuelve como dinero negro a las petroleras, disponible para sobornos, acá o en Libia? No lo sabemos.

No va a ser con jueces federales como Otranto o Lleral que lo vamos a averiguar.

Pero recuerden: siempre es por plata.

* * *

(*) Huinca: Hombre blanco.

[1]Tuvieron amplia cobertura en Euronew, por ejemplo.
[2] Con matices. Los abogados de esa gente serían tiburones como Gómez Alcorta, que han demostrado, al igual que todos los del CELS o Myriam Bregman, muy hábiles en los temas de dinero. Pero esa es la idea.
[3] En orden cronológico son :

  1. Hyspasia 2 de septiembre INTENSOS
  2. Adrian von Folkersam 26 de septiembre EL CASO MAPUCHE I Introducción.
  3. Adrian von Folkersam 28 de septiembre EL CASO MAPUCHE II Alianzas de españoles con indígenas.
  4. Adrian von Folkersam 30 de septiembre EL CASO MAPUCHE III Racconto.
  5. Adrian von Folkersam 3 de octubre EL CASO MAPUCHE IV El derecho internacional público.
  6. Adrian von Folkersam 4 de octubre EL CASO MAPUCHE V El marxismo cultural y los mapuches.
  7. Adrian von Folkersam 5 de octubre EL CASO MAPUCHE VI El problema mapuche hoy: fines, medios, objetivos.
  8. Adrian von Folkersam 7 de octubre EL CASO MAPUCHE VII Apoyos externos a los mapuches.
  9. Adrian von Folkersam 10 de octubre EL CASO MAPUCHE VIII La financiación de los mapuches y las FARC.
  10. Adrian von Folkersam 12 de octubre EL CASO MAPUCHE IX Los hechos.
  11. Adrian von Folkersam 14 de octubre EL CASO MAPUCHE X Conclusiones y propuestas.
Incluiría también el post de Monsieur Bastiat, que se refiere a la falta de custodia de la integridad territorial: 9 de septiembre INSIGNIFICANCIA.

[4] De los directores de escuela ¿cualquiera puede irrumpir en una clase y decir lo que se le canta?).
[5] Angustia de los niños, pesadillas, abuso de meterlos en temas de adultos, cualquier abogado civilista se hace un festín.
[6] La Campaña del Desierto la hizo Roca, soldados huincas o más o menos y tehuelches. Y se compensaron con tierras a todos, incluidos tehuelches.
[7] En 1994 el constitucionalista Miguel M. Padilla advertía sobre los problemas que traería la cuestión indígena en la Constitución

caso maldonado final miguel padilla tuit completo.jpg


Les paso las tres páginas que publicó Abdón (vale la pena leerlo):
caso maldonado final miguel padilla 1.jpg
caso maldonado final miguel padilla 2.jpg
caso maldonado final miguel padilla 3.jpg

[8] No hablo de Garavano cuando en el programa de Lanata dijo que si tenía que entregar a dos gendarmes, lo iba a hacer – cobarde -. Sino de ver a ambos jueces, Otranto y Lleral, terribles pusilánimes, inadecuados para el puesto. Ambos deberían ser inmediatamente destituidos. De la fiscal, una pelagatos que ni sabe redactar. Ninguno a la altura de las circunstancias.

 

* * *
Fuente: RestaurAR https://twitter.com/Hyspasia/status/921866160571932674

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*