No todos somos iguales ante la ley

No todos somos iguales ante la ley

Así lo han decidido los jueces que intervienen en las causas seguidas por los llamados delitos de lesa humanidad, cuando mantienen en encierro cautelar a los imputados, en abierta violación al principio de inocencia del que debiera gozar toda persona hasta que una condena firme la declare culpable

Invocan la gravedad de los hechos ocurridos hace medio siglo para denegarles el derecho a permanecer en libertad durante el proceso, manteniéndolos recluidos con prisión preventiva, en la mayoría de los casos superando los 10 años, a la espera de una sentencia que defina su situación procesal, excediendo groseramente y sin pudor alguno los plazos máximos previstos por la ley.

Sin pudor destacan que están imputados por delitos de lesa humanidad y no dudan en colocarse por encima de las disposiciones del Tratado de Roma, que reconoce este derecho a la libertad a quienes precisamente son acusados por los delitos más graves, incluidos los de lesa humanidad.

Frente a este panorama contemplamos con asombro cómo aquellas bases fundamentales de las que se prescinde en estos casos, son declamadas ahora como principios inquebrantables, para otorgar las excarcelaciones a los acusados de hechos gravísimos de corrupción, con pruebas irrefutables en su contra y fundadas presunciones de que entorpecerán el procedimiento, atento a las actuales circunstancias políticas.

Es muy penoso que en nuestra patria se haya llegado al extremo de tener que exigir de los jueces que cumplan con el deber de administrar justicia, restableciendo el principio de igualdad ante la ley y poniendo fin a las escandalosas detenciones cautelares que vienen padeciendo quienes, ya ancianos, continúan tras las rejas, esperando la muerte a la que han sido condenados de antemano, una muerte lenta, por haber sido acusados de participar en los llamados delitos de lesa humanidad.

Alberto Solanet. Presidente

Carlos Bosch. Secretario

Buenos Aires, 8 de octubre, 2019.

5 Comments

  1. Están quedando al descubierto. Es el momento de embestir contra el prevaricato mas evidente de la historia .El Art 16 de la CN es nuestra arma perfecta e irrefutable .Es la oportunidad que se nos da ante la debilidad de estos tiempos electorales. AAJyC, por favor inviten y en lo posible lideren a todas las ONG de lucha por la libertad.

  2. SE Y TODOS SABEMOS QUE Y CÓMO SE MUEVEN LOS ABOGADOS DE JUSTICIA Y CONCORDIA,LES RUEGO HAGAN HINCAPIÉ EN EL ART 16 DE LA CN E INSISTAN EN LA PREVARICACIÓN DE LA SCJ,SON MUCHOS LOS PP(Y NO POLÍTICOS PRESOS)QUE ESPERAMOS JUSTICIA DE VERDAD

  3. LETRA MUERTA EN LAS PÁGINAS DE UN CUADERNILLO:
    Artículo 16.- La Nación Argentina no admite prerrogativas de sangre, ni de nacimiento: no hay en ella fueros personales ni títulos de nobleza. Todos sus habitantes son iguales ante la ley, y admisibles en los empleos sin otra condición que la idoneidad. La igualdad es la base del impuesto y de las cargas públicas.
    LA CORPORACIÓN MAFIOSA POLÍTICO JUDICIAL, TIENE FUEROS PORQUE LOS POLÍTICOS NO PUEDEN SER DETENIDOS Y LOS MAGISTRADOS JUDICIALES, NO PAGAN IMPUESTO A LAS GANANCIAS.
    Todos una banda que se apropian del fruto de nuestro trabajo diario.

  4. La doble moral del futuro presidente de la Nación, Alberto Fernández

    Refiriéndose a Cristóbal López y De Souza dijo: “El sistema procesal argentino dice que mientras uno no es culpable, no tiene por qué ser privado de su libertad, y sin embargo acá han privado de libertad a gente, y siguen privando, innecesariamente, sin condena”.

    Es indudable que para políticos de esta catadura moral, en Argentina, habría dos sistemas procesales: uno para los corruptos y delincuentes y otro para los más de 2.200 miembros de las Fuerzas Armadas, de Seguridad y Policiales que defendieron la Patria del ataque castrocomunista, de las más de 20 organizaciones terroristas que ensangrentaron nuestro país, en las décadas del ’60, ’70 y ’80, garantizando la libertad que, HASTA HOY, disfrutamos todos los argentinos.

    QUINIENTOS TREINTA Y TRES (187 durante el actual gobierno) ya fueron asesinados en el marco de un verdadero plan criminal de exterminio de un sector de la población, diseñado y ejecutado por la infame corporación político judicial argentina, la mayoría SIN CONDENA y luego de purgar perpetuas prisiones preventivas (de más de 10 años).

    Y ahora vemos que, como el 25 de Mayo de 1973, se abren las cárceles para liberar a los amigos del régimen.- En el 73, se dejaron en libertad a los terroristas, para que volvieran a empuñar las armas para matar sin piedad a quiénes se les opusieran; ahora, para dejar en libertad a los corruptos, para que vuelvan a saquear la República.

    Mientras tanto, como en el 73, la sociedad durmiendo la siesta esperando que alguien se haga cargo del desastre.

    Lo triste es que, cuando se despierten, se van a encontrar con los supermercados vacíos y haciendo cola para conseguir un rollo de papel higiénico.

  5. La doble moral del futuro presidente de la Nación, Alberto Fernández

    Refiriéndose a Cristóbal López y De Souza dijo: “El sistema procesal argentino dice que mientras uno no es culpable, no tiene por qué ser privado de su libertad, y sin embargo acá han privado de libertad a gente, y siguen privando, innecesariamente, sin condena”.

    Es indudable que para políticos de esta catadura moral, en Argentina, habría dos sistemas procesales: uno para los corruptos y delincuentes y otro para los más de 2.200 miembros de las Fuerzas Armadas, de Seguridad y Policiales que defendieron la Patria del ataque castrocomunista, de las más de 20 organizaciones terroristas que ensangrentaron nuestro país, en las décadas del ’60, ’70 y ’80, garantizando la libertad que, HASTA HOY, disfrutamos todos los argentinos.

    QUINIENTOS TREINTA Y TRES (187 durante el actual gobierno) ya fueron asesinados en el marco de un verdadero plan criminal de exterminio de un sector de la población, diseñado y ejecutado por la infame corporación político judicial argentina, la mayoría SIN CONDENA y luego de purgar perpetuas prisiones preventivas (de más de 10 años).

    Y ahora vemos que, como el 25 de Mayo de 1973, se abren las cárceles para liberar a los amigos del régimen.- En el 73, se dejaron en libertad a los terroristas, para que volvieran a empuñar las armas para matar sin piedad a quiénes se les opusieran; ahora, para dejar en libertad a los corruptos, para que vuelvan a saquear la República.

    Mientras tanto, como en el 73, la sociedad durmiendo la siesta esperando que alguien se haga cargo del desastre.

    Lo triste es que, cuando se despierten, se van a encontrar con los supermercados vacíos y haciendo cola para conseguir un rollo de papel higiénico.

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*