Junio | 2012
Logo Justicia y Concordia
Justicia y Concordia

OTRAS NOTICIAS

Justicia y Concordia en la Feria del Libro
En Uruguay usan caminos de concordia, en la Argentina no
Un relato deformado del Servicio Penitenciario agravia y rechaza la concordia
Declaración de Justicia y Concordia ante un fallo que ignora los efectos de la reincidencia

Justicia y Concordia en la Feria del Libro

Desde el jueves 19 de abril hasta el lunes 7 de mayo de 2012 se llevó a cabo una nueva edición de la Feria del Libro. Nuestra Asociación participó con un stand y varios eventos especiales, ubicado en el lote 38-224, Pabellón Azul, del Predio Ferial de Buenos Aires.

El stand fue muy visitado, lo que sirvió para hacer conocer a nuestra Asociación y difundir su acción entre los más de un millón de asistentes a la Feria. Agradecemos una vez más a nuestros socios y amigos que, con su presencia y colaboración, contribuyeron con el importante esfuerzo que ha significado para nuestra Asociación concretar este proyecto.

El día de la inauguración nuestra Entidad presentó en la Sala Leopoldo Lugones el libro "Lesa Humanidad" de Enrique Díaz Araujo, a través de nuestro vice-presidente, Dr. Gerardo Palacios Hardy y, luego, su autor se refirió a diversos aspectos de la obra.

Continuando con nuestra actividad el lunes 23 de abril, en la Sala Victoria Ocampo, se desarrolló el coloquio "La justicia desaparecida" con la participación de los Dres. Eugenio Aramburu, Luis María Bandieri, Oscar Igounet y Jorge Vanossi, actuando como moderador el Sr. Vicente Massot.

El jueves 3 de mayo tuvo lugar un coloquio entre escritores, siendo sus panelistas Agustín Laje (Los mitos setentistas) y Nicolás Márquez (La mentira oficial entre otros). Actuó como moderador: Augusto Padilla, quien también presentó el primer número de la revista "Guerra en la Argentina".

Finalmente, el lunes 7 de mayo en el Salón Jorge Luis Borges, se llevó a cabo un coloquio sobre "La Concordia Política".

En dicho coloquio, moderado por el señor Juan Bautista Tata Yofre, participaron hombres que en aquellos años se enfrentaron entre sí con las armas y dos mujeres que sufrieron en carne propia las consecuencias de esa violencia:

  • - Sra. Eva Daniela Donda. Hija de padres desaparecidos.
  • - Sra. Silvia Ibarzábal. Su padre fue secuestrado y asesinado por el ERP, luego de un cautiverio de 300 días. Hoy es la Presidente de la Asociación de Familiares y Amigos de las Víctimas del Terrorismo en Argentina” (AFAVITA).
  • - Teniente Coronel (R) “VGM” Emilio Guillermo Nani. Oficial del Ejército Argentino, herido en la guerra de Malvinas y en la recuperación de los cuarteles de La Tablada.
  • - Teniente Coronel (R) Rodolfo Vicente Richter. Oficial del Ejército Argentino, herido en el combate de “Pueblo Viejo”, Tucumán.
  • - Sr. Jorge Masetti. Criado y entrenado en Cuba, integró el ERP y fue miembro del servicio de espionaje cubano, participando además en la revolución sandinista (Nicaragua). Es hijo de Jorge Ricardo Masetti (a) “Comandante Segundo” y autor del libro “El furor y el delirio – Itinerario de un hijo de la revolución cubana”.
  • - Licenciado Luis Labraña. Fue miembro de FAP, Montoneros y FAR. Detenido y procesado por la Cámara Federal en lo Penal (1973), fue liberado con la amnistía del 25 de mayo de 1973. En 1977 se exilió en Holanda.

Con dicho evento nuestra Asociación concluyó su actuación en la Feria del Libro. Si bien los tres actos anteriores fueron un éxito y en cada uno de ellos los salones estuvieron colmados, este último superó todas las expectativas: el Salón Borges, uno de los de mayor capacidad de toda la Feria, fue desbordado con la asistencia de cerca de 1.000 personas.

Una verdadera multitud, que siguió con enorme entusiasmo e interés las reflexiones de los panelistas y del moderador Juan Bautista Tata Yofre. Pudimos lograr un acontecimiento inédito en el país, esto es reunir en torno a una mesa a combatientes de ambos lados: los Coroneles Richter y Nani, frente a los ex guerrilleros Luis Labraña y Jorge Masetti, quien viajó desde Paris con este propósito. Con ellos, quienes fueron víctimas de ambos contendientes, Silvia Ibarzábal y Eva Donda.

Lamentablemente y por razones de seguridad, más de la mitad de los asistentes no pudo entrar a la sala, que se encontraba colmada. El acto fue filmado íntegramente, y a quienes tengan interés en tener un ejemplar de la filmación se les ruega hacerlo saber a nuestra Secretaria (correo electrónico: justiciayconcordia@justiciayconcordia.org).

A continuación, algunas fotos del evento:

Haga click en las imagenes para verlas en tamaño original

Feria del Libro 2012 Feria del Libro 2012 Feria del Libro 2012 Feria del Libro 2012 Feria del Libro 2012 Feria del Libro 2012 Feria del Libro 2012

En Uruguay usan caminos de concordia, en la Argentina no

La República O. del Uruguay ha dado un paso destacable en la búsqueda de la concordia entre su población. El Gobierno, presidido por el Sr. José Mujica, convocó a un acto público de homenaje el 18 de mayo último, que presidió el Comandante en jefe de su Ejército.

Según la prensa local fue "... para recordar a cuatro camaradas -dijo el General Pedro Aguerre en su discurso- que fueron muertos en acción el 18 de mayo de 1972, mientras custiodiaban la casa del comandante en jefe de esa época, a pocos metros de este lugar”, y recordó los nombres de los soldados … y saludó a los familiares presentes. “Su recuerdo continúa imborrable en nuestros corazones por el dolor de su pérdida y permanente en nuestras mentes por las enseñanzas que ese sacrificio nos legó”, añadió. El acto se realizó en el cantero central de Avenida Italia a la altura de la calle Abacú, porque allí fue donde en 1972 un comando del Movimiento de Liberación Nacional Tupamaros mató a los cuatro soldados a los que se les rindió homenaje este viernes. Los soldados se encontraban custodiando el domicilio del entonces jefe del Ejército, Florencio Gravina" (1)


El diario “LA NACIÓN”, en su editorial del 30 de mayo de 2012 (2), analizó el acto así:

Uruguay, en busca de la concordia

El comandante en jefe del Ejército rindió homenaje a soldados asesinados por la organización Tupamaros en los 70

El comandante en jefe del ejército uruguayo, Pedro Aguerre, rindió homenaje a los soldados Saúl Correa Díaz, Osiris Núñez Silva, Gaudencio Núñez Santiago y Ramón Ferreira Escobar, que fueron asesinados por la organización Tupamaros el 18 de mayo de 1972.

El acto se realizó ante el monumento que recuerda a los conscriptos muertos, inaugurado en 2004 por el entonces intendente de Montevideo, Mariano Arana, integrante del Frente Amplio, partido que hoy gobierna el Uruguay bajo la presidencia de José Mujica, quien fue integrante de la organización guerrillera Tupamaros y que sufriera una dura prisión durante el gobierno militar.

El general Aguerre expresó que su discurso tenía como objetivo el espíritu de "colaborar con la reconciliación de todos los uruguayos", buscando superar las heridas del cruento enfrentamiento que existió en ese país, a semejanza de lo ocurrido en otras naciones latinoamericanas, como la Argentina.

Lo rescatable y noble del hecho es que el acto encabezado por el jefe del ejército contó con la aprobación del propio presidente Mujica y del actual ministro de Defensa uruguayo, Eleuterio Fernández Huidobro, también integrante en aquellos años de plomo del triunvirato de la conducción de la organización Tupamaros.

El año pasado, Fernández Huidobro, siendo senador, al igual que su par Jorge Saravia, hoy precandidato a presidente por el Partido Nacional, hicieron pública su oposición a que se derogara la ley de caducidad en el Parlamento, ya que había sido ratificada por dos referéndums constitucionales votados por la amplia mayoría del pueblo uruguayo.

Ese ejemplo tiene similitud en nuestro país con las propuestas de la Asociación de Abogados por la Justicia y Concordia, que celebró en la última Feria del Libro una mesa redonda de la que participaron militares retirados, ex guerrilleros y familiares de las víctimas, tanto del accionar guerrillero como de la represión militar, y a las que nos hemos referido en estas columnas el 13 de este mes.

A su vez, la actitud del gobierno de Mujica contrasta con la voluntad asumida a partir de 2003 por los gobiernos de Néstor y Cristina Kirchner, empeñados en reabrir heridas, generar odios, divisiones y rencores, y promover venganzas basadas en un relato parcial y asimétrico de lo ocurrido en la trágica década del 70, en la que se enfrentaron argentinos, con sus consecuencias de dolor, sangre y muerte.

Es deber de un gobernante promover la reconciliación nacional ante un hecho traumático del pasado, así como buscar el bien común y la concordia, tal como lo intenta el gobierno uruguayo, tan distante de lo que ocurre en nuestro país.

Por el contrario en nuestro país, lamentablemente, a contramano de la historia y de nuestro futuro, el nuevo Secretario de Derechos Humanos, Martín Fresneda, al asumir su cargo el martes 15 de mayo de 2012, se comprometió publicamente a profundizar los juicios por causas vinculadas a la guerra antisubversiva de los 70 y enfatizó que no habrá “reconcilaciones ni olvidos” en ese objetivo, según un despacho oficial de la agencia de noticias Télam. Detrás del Escenario, una bandera de la agrupación H.I.J.O.S fue el único decorado.


Un relato deformado del Servicio Penitenciario agravia y rechaza la concordia

La mentira oficial ignora la verdad e impide la concordia

Hace pocos días se efectuó un acto en el Servicio Penitenciario Federal, con participación de altas autoridades nacionales y provinciales, que nuevamente ocultó la verdad y, con malicia, tergiversó hechos ocurridos hace 40 años. No debió ocultarse la muerte heroica de un humilde agente del estado, a manos de terroristas de la época, autotitulados ahora como militantes de un modelo nacional y popular.

Es un deber impostergable lograr los beneficios de la concordia nacional, y hacerlo desde la verdad.


Según la versión oficial (Servicio Penitenciario Federal) (1)

El 6 de mayo de 2012, se llevó a cabo en el Instituto de Seguridad y Resocialización (U.6) de Rawson, un acto en memoria de los detenidos por razones políticas, quiénes fueron víctimas de la masacre de Trelew. (…) se instaló una placa de bronce con los nombres y apellidos de cada una de las víctimas y en el interior del lugar se colocaron los retratos de los militantes asesinados.

Posteriormente tuvo lugar una mesa de debate (con) … el Gobernador de la Provincia de Chubut; … la Subsecretaria de Gestión Penitenciaria …; el Vicegobernador de la Pcia. …; el Subsecretario de Protección de Derechos Humanos de la Nación …; el Director Nacional del Servicio Penitenciario Federal (S.P.F.) Dr. Víctor Hortel , e integrantes de diferentes agrupaciones políticas como Madres y Abuelas de Plaza de Mayo, La Cámpora, Colectivo Militante, Familiares y Detenidos de desaparecidos e H.I.J.O.S, entre otras.

El Director del Servicio Penitenciario Federal expresó que "… Este es un momento único para que los familiares puedan expresarse...tenemos un doble orgullo, como funcionarios públicos y como militantes de este modelo nacional y popular".

(…) Por último, el Dr. Luis Alen, Subsecretario de Protección de Derechos Humanos hizo referencia a la Memoria, Verdad y Justicia como las herramientas para poder esclarecer lo ocurrido en 1972: "En ese año miembros de distintas agrupaciones se juntaron para luchar por una patria libre justa y soberana". Su discurso lo concluyó manifestando “la Verdad y la Justicia, nos debe servir para que nunca más haya nadie asesinado por su pensamiento político".

(…) La masacre de Trelew -continua la información- fue el asesinato de 16 militantes que estaban detenidos en la unidad penitenciaria de Rawson por cuestiones políticas. El 22 de agosto del año 1972, las víctimas fueron asesinadas por miembros de la marina. Tres de los compañeros de militancia que sobrevivieron a la masacre, fueron víctimas más tarde del golpe de Estado cívico-militar que sufrió nuestro país.

Posadas, 07 de mayo de 2012

Objeto: solicitar homenaje a agente caído

Al señor Director Nacional del Servicio Penitenciario Federal
Sr. Víctor Hortel
Su despacho

Elevo el presente al señor Director Nacional, a fin de llevar a su conocimiento que, en relación a sus declaraciones a TELAM con motivo de su participación en el homenaje a los terroristas muertos en la Base Naval de Trelew, se han deslizado entre sus declaraciones, inexactitudes que implican desconocer la verdad de los hechos y un olvido imperdonable del asesinato a sangre fría de un agente penitenciario desarmado en el Puesto de Control, el Ayudante de Segunda Gregorio Valenzuela.

(…) Para 1972 se hallaban alojados 200 efectivos de organizaciones de combatientes tal como ellos mismos se definen luego (…) Entre los mismos existían diferentes grupos con estructuras y cabecillas diferentes, que sin embargo resolvieron unirse para efectuar una fuga sangrienta y secuestrar un avión de Aerolineas Argentinas con pasajeros.

(…) Si por una necesidad política, asistió al homenaje de los terroristas, le sugiero con esperanza, que no olvide cuando sea oportuno (15 de agosto), rendir homenaje al Ayudante de Segunda Pos mortem Gregorio Valenzuela asesinado por la terrorista delincuente Ana María Villareal de Santucho.

Para más datos, agrego que su hija fue incorporada al SPF y víctima de la guerrilla terrorista que le arrebató la vida de su padre. Verifique si la población de Rawson no tiene un barrio llamado Ayte Valenzuela en memoria del inmolado ya citado.

Sería de gran impulso moral para el personal, enterarse que el enviado del Gobierno, también se acuerda de ellos y de sus iguales.

(…) Si la primera víctima de una guerra es la verdad, no seremos los viejos los que les mentiremos a nuestros hijos y nietos.-

Hortel reconoció además que puede haber "algunos miembros" del Servicio Penitenciario que "simpaticen o coincidan con la dictadura", aún cuando la institución se viene preocupando por desafectar este tipo de miembros. Ruego que "desafectar" no se entienda como "aniquilar" como ya ha ocurrido y que no estemos ante una policía del pensamiento, ya que simpatizar o coincidir, es un derecho constitucional : Art. 14.- (…) Simpatizar y/o coincidir aún no es delito ni causa de despido, ya que es una grave forma de discriminación.

Deduzco que puede brindar un listado de los miembros "desafectados" y cual fue el procedimiento sumarial llevado adelante por la causal de simpatizar o coincidir con la dictadura. Sería bueno conocer lo actuado para darle transparencia democrática y legalidad administrativa.

En honor y gloria de los agentes caídos en el servicio en el cumplimiento del deber y de aquellos heridos, traumatizados o estigmatizados por motivo del servicio, es que ruego no se olvide de Valenzuela.

Saludo a Ud con el debido respeto por su investidura.

Alcaide(R) Nelson David Cremades

Diario "Clarín", 27 de mayo de 2012 (2), por Carlos Guajardo - Masacre de Trelew:

Las hijas de un guardiacárcel asesinado piden Justicia
Afirman que, según un testigo, fue la mujer de Santucho quien le dio a su padre el tiro final.

Recuerdos. Mirta y Mónica son mellizas y tenían 9 años cuando su padre fue asesinado. Tenían 2 hermanos.

“A nuestro padre lo asesinaron sin piedad pero nunca nadie lo investigó. Queremos al culpable del asesinato para que pueda descansar en paz. Si la Justicia no es para todos, no es Justicia”. Mirta y Mónica son hijas de Gregorio Valenzuela, el guardiacárcel asesinado durante la fuga de presos de la Unidad 6 de Rawson. Fue el 15 de agosto de 1972, una semana antes de los hechos conocidos como “la masacre de Trelew” en la Base Almirante Zar de esa ciudad.

Desde el 7 de mayo se realiza el juicio por la masacre donde murieron 16 militantes de organizaciones armadas. Fueron fusilados por personal de la marina.

Mirta y Mónica fueron a todas las audiencias. “Fuimos para saber si alguien iba a hablar de lo que pasó el día de la fuga, porque allí comenzó todo. Pero parece que se olvidaron. Nadie lo mencionó como tampoco que a mi papá lo acribillaron primero y después le dieron el tiro de gracia. Nunca nadie lo investigó”.

Gregorio Valenzuela era un ayudante de quinta en la escala penitenciaria, uno de los grados más bajos en el escalafón. El día de la fuga estaba de guardia en la garita de entrada a la cárcel junto a dos compañeros. Cuando anochecía se dio cuenta de que algo no andaba bien. Y, cuando vio llegar a los guerrilleros con ropa de penitenciarios, les dio el alto.

Según sus hijas, no tuvo tiempo de tomar su arma. “La tenía arriba del escritorio”. Recibió trece disparos de ametralladora, casi todos en la zona baja de su cuerpo. Y, como no murió, lo remataron con un tiro en la cabeza. Sus otros dos compañeros sobrevivieron. Uno de ellos, Justino Galarraga, “se hizo el muerto” cuando fueron a verlo. “Pero la mujer de Santucho se acercó al cuerpo de mi papá y dijo 'este todavía vive'. Y le pegó un tiro en la cabeza, contó Galarraga”, asegura Mirta. Lo velaron con una venda en la frente.

Valenzuela tenía 38 años y 4 hijos: las mellizas Mirta y Mónica, de 9 años; Juan Carlos, de 11 y Enrique (ya fallecido), de 10. Su esposa Ramona (que murió en 2006) debió lavar la ropa de los oficiales de la Unidad Seis para criar a sus hijos. “A mi madre también la mataron ese 15 de agosto. No quería vivir más. Sólo se mantuvo entera para criarnos, con un gran sacrificio”.

Las mujeres dicen que ellas también hace 40 años que esperan Justicia. “La escuchamos a la señora de Bonet (esposa de Rubén Pedro Bonet, uno de los fallecidos en la base) decir que hace 40 años que lucha para que los que mataron a su marido vayan presos. Nosotros también queremos saber quiénes y por qué mataron a mi papá que, en definitiva, estaba trabajando. Pero para la Justicia, los héroes son los que lo asesinaron”.

Aunque reconocen que “ya nadie hará nada, nosotras tenemos ganas de seguir luchando”. Vamos a seguir yendo a las audiencias. Puede ser que alguien se acuerde de cómo comenzó todo y lo diga. Y se acuerde que la primera víctima se llamó Gregorio Valenzuela. Un simple trabajador que no merecía morir”.


¿La verdad de TRELEW? (3)

Señor Director:

Las declaraciones del Capitán Bautista en el juicio sobre los hechos de Trelew estimo que serán un elemento de suma importancia para aproximarnos a la verdad de lo sucedido, ya que este oficial retirado estuvo encargado de la investigación ordenada en aquel entonces.

Creo que en principio no se deben aceptar sin análisis como ciertas, ni la versión oficial del gobierno de Lanusse, ni la de las organizaciones guerrilleras, ya que tanto la hipótesis de un reprimido intento convencional de fuga, como la de un fusilamiento ordenado, tropiezan con serios elementos en contrario.

Un fusilamiento ejecutado en una base militar por militares profesionales, en tiempos de un gobierno de facto militar, que deja sobrevivientes, y que luego se ocupa de la curación completa de los mismos en el Hospital Naval de Puerto Belgrano, repugna al más elemental sentido común. La prensa escrita, en una famosa revista de la época llegó a publicar entonces una entrevista a los guerrilleros internados en el citado nosocomio, cuyo texto puede ser de indiscutible importancia como elemento de juicio.

Creo que queda mucho por explicar de lo que realmente sucedió allí, y que ninguno de los gobiernos democráticos posteriores (desde el de Cámpora y Perón hasta el de Duhalde), se ocupó de revisar, dado que los hechos fueron cubiertos por la amnistía de 1973, que también permitiría la liberación masiva de guerrilleros que recomenzaron casi inmediatamente la lucha armada por el poder.

Esperamos que se haga luz sobre tan graves sucesos, con la verdad, y para siempre, de la misma manera que esperaríamos la investigación y juicios correspondientes por las numerosas víctimas del terrorismo producido por aquellos autodenominados "ejércitos antiimperialistas". Sin embargo, creemos que lo más conveniente es retomar la aplicación del Protocolo II adicional a los Convenios de Ginebra e incorporado a la legislación argentina durante el gobierno del Doctor Alfonsín, en el sentido de una amplia amnistía para los involucrados, en pro de la ansiada y definitiva reconciliación entre los argentinos.

Saludo a usted atentamente.

Santiago Floresa

Juncal al 1800 - Capital Federal


Declaración de Justicia y Concordia ante un fallo que ignora los efectos de la reincidencia

La Sala II de la Cámara Nacional de Casación Penal, el 8 de mayo último, en la causa “Argañaraz, Pablo Ezequiel s/ recurso de casación” ha dictado un fallo, con la firma de los jueces Alejandro Slokar y Angela Ledesma –la juez Ana María Figueroa votó en disidencia-, declarando la inconstitucionalidad del art. 14 del Código Penal. La solución mayoritaria se contrapone a lo resuelto por la Sala I del mismo Tribunal el 27 de marzo de 2012 (causa “Balderramo”) fundado en jurisprudencia de la Corte Suprema. En su voto el Dr. Slokar sostuvo que "cualquier agravación de la pena o de su modalidad de ejecución en función de la declaración de reincidencia, como la imposibilidad de obtener la libertad condicional, debe ser considerada inconstitucional".

Ante ello nuestra Asociación ha formulado la siguiente DECLARACIÓN:

La Cámara de Casación Penal, según noticia de La Nación del día 31.5.2012, ha declarado inconstitucional una norma del Código Penal que venía siendo aplicada pacíficamente durante casi cien años, aduciendo que esa norma agrava la pena de culpas ya juzgadas, dejando sin efecto la clásica regla del artículo 14 del Código Penal que prohíbe la libertad condicional de quien reincide en el delito.

Considera esta Asociación que de esta manera el tribunal profundiza la distorsión del derecho penal que, lamentablemente, viene implementando la justicia federal penal según lineamientos que impulsaría el gobierno nacional y la propia Corte Suprema.

La ley atenúa el efecto de la pena mediante el instituto de la libertad condicional, siempre que el condenado observe buen comportamiento y se comprometa a no cometer nuevos delitos, en consecuencia, es de todo rigor y sensatez circunscribir ese beneficio a quienes se atienen a dichas reglas y prohibirlo cuando, como en el caso particular, el reo reincide en el delito y acumula condenas, evidenciando de tal manera ser reacio a la rehabilitación que procura la pena.

Este fallo, exhibiría así la tendencia abusiva de algunos jueces a ponerse por encima de la ley y transformar el derecho penal en mera herramienta de acción política ya que, según sea el caso y la persona involucrada, resuelven de una manera o de otra acorde con los fines por servir.

Nuestra Asociación advierte, además, que mientras se protege de esta forma al delincuente reincidente, se niega absolutamente a los hombres encarcelados que enfrentaron la subversión en los años setenta, no sólo la libertad condicional, sino todos los derechos y garantías que se reconocen a los delincuentes en general...

No es sorprendente que, a raíz de esta impronta “garantista” la inseguridad física y jurídica crezca día a día en nuestro país.

(firman Alberto Solanet – Presidente, y Mariano Gradin – Secretario).

Tucumán 1650 1º D | C1050AAH Ciudad Autónoma de Buenos Aires TEL | FAX (54 11) 5273-9978 | INFO@justiciayconcordia.org | www.justiciayconcordia.org
Facebook Logo

VISITE LA PÁGINA DE JUSTICIA Y CONCORDIA EN FACEBOOK.

Haga click en el botón para seguirnos.

¿No posee cuenta? Click AQUÍ